Entre el blanco y el negro...GALLETAS

Desde que somos pequeños nos hacen elegir: diestro o zurdo, a quién queremos más, pares o nones, ciencias o letras..... un sin fin de decisiones que sin duda alguna son mucho más importantes de lo que pensamos....¿quién no ha tenido que comerse algún marrón por haber elegido nones? que levante la mano el primero que no haya tenido problemas por algo tan absurdo.

El nombre de estas galletas "Blanco y Negro" encierra ese momento en el que quisieramos elegir y no podemos ...en estas galletas ambos colores son inseparables, no hay lugar a la elección, o la tomas o la dejas pero no puedes elegir.....en el caso de las galletas os aseguro que si probaís una estaís muertos, son un vicio, deberían estar prohibidas....jeje

Yo hoy no puedo elegir, me dejo llevar.... al menos me guardo una galletita en el bolsillo y así pase lo que pase podré endulzar cualquier momento.

La receta esta en todos los blog de cocina y foros que conozco....os la pongo por si acaso y así mi amiga Vanessa puede ponerse manos a la obra, que está con la vena repostera que no hay quien la pare....


GALLETAS BLANCO Y NEGRO
Ingredientes:
- 2 huevos
- 210 gr. harina.
-200 gr. de chocolate Fondant
- 55 gr. de mantequilla o margarina
-100 gr. de azúcar
- 1/2 cucharadita de levadura
-1 pizca de sal
Elaboración:

Fundimos el chocolate con la mantequilla en el microondas. Mientras nos remangamos y batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen. A esta mezcla añadimos el chocolate ya fundido.

En el mismo bol incorporamos los demás ingredientes( harina, levadura, sal) y batimos , la mezcla se iré endureciendo conforme se unifique, si veis que no podeís con las varillas utilizad una espátula.

Guardaremos en el frigorífico hasta que se enfrie por completo, bien tapado!! En una horita esta listo.

Ponemos el horno a precalentar a 190º y mientras iremos formando bolitas con la masa de las galletas y las rebozaremos en azúcar glass. Colocamos en una bandeja de horno y 180º unos 10 minutillos. Es muy importante que en cuato empiecen a craquelarse o a agrietarse las saquemos del horno, parecerá que están blandas pero ese es el punto.

Luego quedaran duritas por fueras y absoutamente deliciosas por dentro. Lo dicho, es pecado!

1 comentarios:

recetasdemama dijo...

Una delicia de galletas... me encantan cómo te han quedado

Besos. Ana